Por Elizabeth Avila Carrancio

Hoy planteo una fecha muy importante donde nos toca analizar por qué sí importamos las mujeres para el desarrollo.

¿Qué es el 8 de marzo, 8 M? Esta es una fecha donde se conmemora el día Internacional de la mujer, la cual es celebrada en muchas partes del mundo. De distintas maneras, donde las mujeres y hombres conscientes, ponen sobre la mesa una de las temáticas más importantes  para impulsar en ese año, éste 2019 es sobre innovación y mujeres. Entonces reflexionemos ¿Qué celebramos las mujeres? ¿Hay algo que celebrar? Conmemoramos en este día no menos de noventa años de lucha en Pro de la igualdad, la justicia la paz y el desarrollo. Como queda claro, hay mucho por impulsar, mucho por recordar, y sobre todo un mundo por construir.

Entonces es esta fecha un momento para recordarnos nuestra historia, nuestra lucha, para ser reconocidas y participes activas de la sociedad, para la búsqueda de la igualdad jurídica y sustantiva con el hombre.

Este día se conmemora en el plano del respeto e impulso de nuestros derechos humanos como mujeres, reconocimiento primero de nosotras como personas con posibilidad y derecho de ser sujetas de garantías y participación en la vida social y publica en plenitud de derechos. De conseguir el reconocimiento e impulso al desarrollo pleno de nuestras capacidades, así como de transformar las realidades estructurales que por siglos nos impidieron nuestro ejercicio pleno de capacidades y obligaciones, que por demasiado tiempo nos mantuvieron en situación de vulnerabilidad y excluidas en  nuestros derechos, y sin reconocimiento de nuestra humanidad.

El 8 M es el recordatorio de esa exclusión, pero también la búsqueda institucionalizada de que seamos reconocidas en los logros, haciendo que el desarrollo logre permear en toda la población sin exclusiones, impulsando la inclusión interseccional del toda la humanidad, y que ello impulse un desarrollo sostenido, haya paz social, que mejore la seguridad de las personas, y el pleno respeto de los derechos humanos de quienes habitamos este planeta.

El 8 M es en síntesis una fecha para hacer evidente el empoderamiento de las mujeres, impulsando agendas activas en materia de derechos, desarrollo, y avances. Es el elemento central de organizaciones y organismos internacionales, estatales y hasta locales, en el reconocimiento de que es este el único camino para hacer frente a los desafíos sociales, económicos y políticos de todo el mundo moderno.

Hablar de la inclusión de las mujeres como sujetas plenas de derechos no es contar una historia ni fácil ni corta, es una historia de largas y agotadoras luchas que hemos emprendido las mujeres, mujeres que han sido conscientes de la necesidad de resistir el statu Quo y sobre todo de cambiarlo para el bien de las excluidas, las ignoradas, las violentada, las cosificadas, las otras, aquellas que sin querer no nacimos hombres. Este día es “POR LA INCLUSIÓN DE NOSOTRAS LAS MUJERES COMO SUJETAS PLENAS EN DERECHOS”. Para luchar contra la exclusión ramplona y simplista con la cual fuimos sometidas a un mundo que es violento en contra de la mitad de la población y quizá un poco más, que además nos ha sido impuesta por siglos de manera violenta, en nuestras personas y por nuestra cultura occidental judeocristiana.

Es así que la única opción que nos dejaron a las propias mujeres y a algunos aliados fue la de luchar para que nos sea reconocido nuestro derecho a ser personas, para impulsar el avance y el progreso de nuestros pueblos. Para evitar el discurso arcaico y vetusto de la misoginia y el patriarcado institucional. Para modificar la idea de la mujer como un ente sometido y cambiarla por una relación armónica entre varones y mujeres, donde la exclusión no sea la regla, y que la  IGUALDAD imponga una premisa: paz. Paz social.

Cambiar el estado habitual de las cosas requiere que antes hagamos un trabajo de imaginar un futuro radicalmente distinto”. PNUD Georgia.

Es decir, donde el pleno reconocimiento de la otra persona sin discriminación por sexo, sea una realidad no rosada, no azulita. LA IGUALDAD como premisa del avance y desarrollo de la humanidad, pero sobre todo de nuestro país; México.

Buscamos un planeta donde podamos ser iguales en derechos todas las personas. Un mundo ideal.

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.